¿Cómo se realiza un diagnóstico energético y cuáles son los pasos más importantes que considerar?

Cuando hablamos de diagnóstico energético nos referimos a todas las investigaciones que se llevan a cabo en una propiedad para evaluar dónde y cómo se consume la energía. El análisis, también llamado auditoría energética, evalúa con precisión la cantidad y la calidad de la energía utilizada para diferentes propósitos como la calefacción, la refrigeración, la iluminación y en los procesos de transformación industrial.

 

Se trata de un procedimiento sistémico destinado a conocer el perfil de consumo de energía de un edificio o grupo de edificios, de una actividad o instalación industrial, comercial, de servicios públicos o privados, con el fin de identificar y cuantificar las oportunidades de ahorro de energía.

 

Una auditoría energética, o diagnóstico energético, debe considerarse como el primer paso de cualquier iniciativa de eficiencia, ya que sin un conocimiento cuidadoso de las características del edificio no es posible proponer soluciones eficaces para su mejora.

 

Los procedimientos en esta materia están regulados por el decreto legislativo 102/2014 y la norma UNI 50001.

 

Cada 4 años, las grandes empresas y las PYMES intensivas en energía (es decir, las empresas con alto consumo de energía) están obligadas a llevarlo a cabo, para mejorar la eficiencia y minimizar el consumo. Las empresas que no cumplan pueden ser sancionadas con multas de hasta 40,000 euros.

 

Es importante destacar que el costo de un servicio de este tipo, si se combina con una intervención de reurbanización, se amortiza en poco tiempo gracias al ahorro obtenido por las mejoras energéticas. El diagnóstico, de hecho, se encuentra entre las intervenciones sujetas a beneficios fiscales, como las deducciones por renovación de energía y el súper bono del 110%.

¿Cuáles deberían ser los principales objetivos de un diagnóstico energético?

Hemos agrupado los 5 pasos principales de un diagnóstico energético adecuado.

 

  1.     ANÁLISIS PRELIMINAR DE LOS DATOS RELATIVOS A LA UTILIZACIÓN DEL EDIFICIO

Es decir, un análisis profundo de:

 

– Cómo se usa el edificio, temperaturas interiores, cambios de aire, habitaciones sin calefacción.

– Fuente de energía utilizada para la calefacción y la producción de agua caliente

– Consumo medio anual (metano, madera y/o pellets…)

– Visión de todas las fichas técnicas relacionadas con las calderas y/o los sistemas de energía renovable

– Visión de cualquier dibujo gráfico del edificio

– Datos meteorológicos y de radiación del lugar (promedio).

 

  1.     ENCUESTA

Que incluye: 

 

– Estudio de la estratigrafía de los pisos, paredes, suelos, techos y paredes hacia las cámaras frigoríficas

– Estudio de ventanas y puertas y análisis de la tipología de los marcos, vidrios y sistemas de blindaje de las ventanas y puertas

– Análisis del sombreado 

– Análisis de las temperaturas y la humedad con instrumentos no invasivos

 

  1.     PROCESAMIENTO DE DATOS

Que incluye:

 

– Creación de la maqueta virtual del edificio 

– Comparación entre el consumo real y el estimado por el modelo virtual

 

  1.     HIPÓTESIS DE INTERVENCIÓN

 

Según la ubicación de las dispersiones y la eficiencia de los sistemas, se presentarán posibles mejoras en términos de aislamiento térmico (aislamiento del techo, revestimiento exterior, etc.), modificación de los sistemas de generación de energía térmica (instalación de paneles solares térmicos, sustitución de calderas existentes, etc.), combinación de soluciones arquitectónicas y de sistemas.

 

Para cada intervención se informará: 

 

– Breve indicación de la obra (tipo de material aislante y tamaño, características del sistema de calefacción, etc.).

– Estimación de los costos de realización

– Análisis de posibles desgravaciones fiscales

– Estimación del rendimiento de la inversión.

 

  1.     PANORAMA GENERAL 

 

El diagnóstico energético concluirá con un diagrama comparativo de las diversas intervenciones para facilitar la elección, optimizando la relación costo-beneficio, también a la luz de los beneficios económicos proporcionados y el presupuesto disponible.

Los procedimientos para un diagnóstico energético en el sector industrial

Los diagnósticos energéticos se realizan tanto en el sector civil como en el industrial. El Art. 8 del Decreto Legislativo 102/2014 establece que las empresas sujetas a la obligación realizan el Diagnóstico Energético en «sitios de producción» ubicados en el territorio nacional.

 

Un «lugar de producción» es un lugar geográficamente definido donde se produce un bien y/o se presta un servicio, dentro del cual el uso de la energía está bajo el control de la empresa. Los sitios no tienen porqué ser propiedad de la empresa, pero ésta debe tener control sobre su uso y energía.

 

En el caso de las grandes empresas de transporte, los centros de producción incluyen tanto los lugares donde se realizan actividades complementarias al transporte (talleres, almacenes, oficinas, etc.), como el transporte mismo, considerado como un único sitio virtual, aunque esté disperso en el territorio nacional y en el extranjero. 

 

Un diagnóstico energético es una evaluación sistemática de cómo se utiliza la energía desde el punto en que se adquiere hasta su punto final de uso y, por lo tanto, cómo se gestiona y se consume.

 

En detalle analizamos:

-Cómo y dónde entra la energía en la planta, establecimiento, sistema o parte del equipo

-Donde esta va y se usa

-Cualquier conversión entre los puntos de entrada y sus usos

-Cómo puede utilizarse de manera más eficaz y eficiente

 

Además, se define la «estructura energética de la empresa» (también llamada estructura de árbol) que, a través de un camino estructurado en varios niveles, permite tener una imagen completa y exhaustiva de la realidad de la empresa. Concretamente, la empresa está dividida en áreas funcionales, para las cuales se adquieren datos de energía. 

 

La estructura del árbol debe crearse siguiendo la trayectoria de cada vector de energía y no la secuencia del proceso de producción.

El diagnóstico de energía realizado por Vactis

 

En el campo de los sistemas de refrigeración para los centros de datos y las salas de TLC, el diagnóstico energético realizado por Vactis se centra en la reducción de costes y la mejora del rendimiento. Este es el primer y fundamental aspecto para identificar los márgenes de mejora alcanzables con nuestras intervenciones.

 

Un análisis cuidadoso y meticuloso, de hecho, es en lo que se basa la primera fase de nuestro enfoque de cada nuevo proyecto que estamos llamados a llevar a cabo.  Esto nos permite ser verdaderos socios para aquellos que deciden acudir a nosotros. De hecho, no nos limitamos al diagnóstico, sino que realizamos soluciones a medida y eficientes de 360° para cualquier tipo de necesidad. 

 

Si tienes alguna pregunta o deseas más información sobre nuestras soluciones, ponte en contacto con nosotros, te responderemos lo antes posible.